fbpx

Recién nacido, posado sobre un fondo blanco, tumbado de espaldas a la cámara.

Fotos naturales de Recién Nacido

Después de más de 5 años como fotógrafa de seres diminutos, he descubierto que las que más tocan mi alma, son las fotos naturales de recién nacidos, y en particular, aquellas que me recuerdan al bebé en el vientre materno.

Para mí, una bonita imagen de recién nacido, es la que te lleva a los primeros momentos de vida del bebé. Esos momento de vida, tan efímeros, que desaparecen en cuanto el bebé toma consciencia de su entorno y de su espacio vital, y va tomando posesión del mismo. Porqué un recién nacido nos transforma y despierta en nosotros un sinfín de sensaciones y sentimientos.

Por eso,esas imágenes siempre deben ser fotos limpias, sin accesorios, donde se retrata la pureza y la dulzura de los bebés de pocos días, en su forma más auténtica.

Es un trabajo igual de delicado y laborioso que el de las fotografías de bebés más recargadas y accesorizadas, ya que encontrar el ángulo adecuado, la pose que favorece y respeta el cuerpo del pequeño, no es nada sencillo y requiere mucha práctica. Pero el resultado para mí es de infinita belleza y delicadeza.

Evidentemente no hago solamente ese tipo de pose, ya que todos queremos tener bonitos retratos de nuestros hijos, y son irresistibles, pero siempre me mantengo fiel a mi estilo natural eliminando elementos que no aportan a la belleza natural de los recién nacidos, y utilizando siempre tonos suaves y orgánicos.

Puedes ver más fotos de mi trabajo con recién nacidos aquí.

Empecé mi formación con una de las fotógrafas americanas de más nombre en aquel momento, Kelley Ryden,  a quién siempre estaré inmensamente agradecida por haberme enseñado como manejar y posar un recién nacido con tanto perfeccionismo. Siempre he pensado que si debes aprender algo, aprende de los mejores, y ella sin duda es una auténtica maestra.

Tengo que admitir que al principio me costó encontrar un estilo que fuera más fiel a mi persona. Y yo soy una persona, muy honesta y sencilla, muy de camisetas grises (aunque últimamente estoy enamorada de los colores ocres y empolvados, pero eso es otra historia), moños y lo justo de maquillaje. Pero ahora tengo claro que este es el camino para mí, y en él llevo ya un año, abogando por una fotografía sencilla y pura de recién nacidos.

En otro post os hablaré de otro elemento que he incorporado hace poco en mis sesiones, las manos de los padres ( y hermanos). Esa es otra parte que va con mi forma de ser, enormemente emocional.

Recién nacido, posado sobre un fondo blanco, envuelto en un arrullo blanco
Recién nacido, posado sobre un fondo banco, tumbado de cara a la cámara
Recién nacido, posado sobre un fondo blanco, tumbado de lado