Hola, soy Christina, Chris para la familia.

Ante todo, soy madre de tres adorables y muy turbulentos niños que me han hecho la persona que soy hoy.

Mi primer hijo despertó en mi el sentido de la maternidad y mi actual adoración por los recién nacidos. Descubrí la fotografía de recién nacidos al año de tenerle, y en ese momento supe que me quería dedicar a ello. La fotografía siempre había sido mi pasión pero hasta entonces solamente era mi manera de canalizar mis emociones, algo muy personal y terapéutico que pocas veces compartía.

Desde 2014, la fotografía llena todos los instantes que mi faceta de madre no reclama. A los largo de estos años, he ido definiendo mi estilo, cada vez más natural y centrado en captar emociones. Soy una persona muy sensible, algo payasa, secretamente tímida y de trato fácil, lo cual me permite tener una relación muy relajada con personas que acabo de conocer y hacerles sentir a gusto en seguida.

Mi fotografía no es de retrato al uso, es de emociones, como ya he dicho antes. Por eso me especializo más en captar momentos auténticos y conexiones reales, en lugar de poses forzadas y gente mirando a cámara. No busco perfección, sino emoción, corazón y vida.

Aunque vivo en Madrid, me puedo desplazar. También realizo sesiones de fotos en Marbella y alrededores, en verano.

Si crees que te puede gustar este tipo de experiencia, contacta conmigo y estaré encantada de contar tu historia a través de mi cámara.