Hace unas semanas tuve en mi estudio a una familia adorable y su bebé de 25 días.

Todo un reto en sí cuando se sabe las complicaciones que surgen pasados los primeros 15 días, pero con un obstáculo añadido, ya que venían de fuera de Madrid y el pequeño llegaría después de una siesta de 2 horas.

Así que preparé todo lo necesario para un peque de estas características y todo salió a pedir de boca.

Un bebé tan fino, tan perfecto y redondito.

Sesión de bebé en Madrid

newborn Chris Venturini Photography

sesión recién nacido en Madrid

Sesión recién nacido Chris Venturini Photography

Book recién nacido Madrid

Sesión de recién nacido Sanchinarro