La belleza de la simplicidad, sesiones de fotos de Recién Nacido naturales y diferentes. 

Por una sesión de fotos de recién nacido, que le hicieron a una vecina, empecé mi carrera profesional y formación especializada. He realizado varios talleres con grandes fotógrafos de todo el mundo hasta encontrar mi estilo propio y personal. Puedo decir que son mis sesiones favoritas aunque también las más agotadoras.

Mi estilo se puede definir como naturalmente posado. No sigo la corriente actual de posados forzados y poses imposibles, con cestos, y ornamentos varios. Mi fotografía se centra más en retratar al bebé lo más naturalmente posible buscando los ángulos y detalles que más enamoran.
No utilizo casi atrezzo, salvo arrullos y fondos (y algún gorro o cinta de forma muy  puntual si los padres lo desean), pero siempre con combinaciones minimistas para no distraer del protagonista.
En mis fotografías doy mucha importancia a la presencia de los padres y hermanos. Intento siempre incorporarles en las fotos, aunque sólo sea, unas manos, unos brazos que arrullan o una sonrisa difuminada.

La sesión de fotos de recién nacido siempre se hace en los primeros 10 días, ya que en ese tiempo son mucho más flexibles, son grandes dormilones, tienen una piel preciosa, y no suelen estar afectados por los temidos cólicos. Son sesiones más largas de lo habitual, ya que debemos respetar los ritmos del bebé. Cambio de pañal, gases, alimentación, etc.. Por todo ello, suelen durar de media unas 3 a 4 horas. En estas sesiones, yo proporciono todos los complementos de las fotos. Las fotos se hacen a media mañanas en mi estudio con luz natural. Una vez realizada la reserva, recibirás un documento con todo lo que necesitas saber y tener previsto para la sesión, así como la información que yo, por mi parte necesito que me facilites.

Consultar requisitos para para mi sesión de fotos de recién nacido a domicilio. Puedes ver mi trabajo en el portfolio