Estoy emocionada con lo que os vengo a contar hoy! Algo que llevaba tiempo con ganas de poder ofrecer, pero no me daba la vida. Así que este año, por fin, voy a ofrecer, sesiones de bebé dentro de un pack de seguimiento fotográfico.

Los primeros meses de vida, desde que nace hasta que cumple el año, son sin duda los de mayor cambio de nuestro peque. Pero ser padre ya implica coordinar un montón de cosas, y los meses pasan volando. Para cuando te quieres dar cuenta, tu peque ya va correteando por el parqué diciendo mamá.

Con el pack de seguimiento fotográfico, tendrás un recuerdo inolvidable de cada etapa. Además, si lo deseas, podemos transformar una de esas sesiones en sesión en exterior, con un pequeño coste extra.

Este pack de seguimiento contiene 3 sesiones. Una primera sesión a los 4 meses, otra a los 9 meses y la última antes del año, que puede ser una sesión Smash Cake o una sesión de cumpleaños con globos y banderola pero sin tarta, ya que no a todos los niños les hace gracia pringarse de tarta.

Estas fechas son orientativas, ya que todo depende de la motricidad del bebé. La primera sesión de seguimiento debería hacerse cuando el bebé ya pueda sujetar la cabecita, la siguiente cuando la se sienta bien erguido, y la última ya tiene fecha.

Además este año, tengo una serie de peleles adorables que funcionan muy bien con mi tipo de edición, y pongo a disposición de los clientes para la sesión de fotos. Porque no es lo mismo vestirse para un evento, que vestirse para una sesión de fotos. Aquí puedes ver algunas de las piezas que te puedo prestar.

Si has sido mamá recientemente o quieres hacer un bonito regalo, ponerte en contacto conmigo y te cuento más.

Pack de seguimiento fotográfico